Estrategias para mejorar el lenguaje

El trabajo en  el proceso de obtención del lenguaje, requiere que el docente logre exteriorizar ante el estudiante, su mejor uso de vocabulario, pronunciación, articulación y demás aspectos que el niño deba mejorar.

Es importante evitar que el docente mastique chicle, o hable con algún objeto dentro o en frente de su boca, para que el estudiante imite los movimientos que observa, en ocasiones es recomendable utilizar la exageración de los movimientos de la boca para que sea más obvio el proceso que se lleva a cabo en la correcta pronunciación de los fonemas.

Algunas ideas que pueden permitir dar apoyo en el proceso de lenguaje son: el uso de láminas (ilustraciones, carteles, cuentos, etc) para que los niños acompañados por la guía y el modelaje del adulto, inventen sus propias historias.

El componente emocional acompaña permanentemente este proceso, por tanto es común que los niños se muestren inhibidos para pronunciar palabras y frases, debido al temor que siente, tanto a equivocarse como a ser corregido, ya que esto le ocasiona un sentimiento de incomodidad, pues en general los problemas de lenguaje, no son voluntarios, por tanto, aunque el niño intenta hacerlo bien, comete errores.

En ocasiones el problema de lenguaje se debe a un mal aprendizaje de la pronunciación de las palabras, causado por costumbres regionales o familiares, por lo que el niño desde pequeño escucha las palabras que se dicen en forma incorrecta.

En estos casos la correción es difícil pues constantemente el niño presenta confusión, al escuchar las palabras en dos diferentes versiones.  En estos casos es muy bueno, poder tener acceso a los padres de familia para guiarlos en el proceso de aprendizaje y corrección de palabras cotidianas que estos u otros allegados al niño, pronuncian incorrectamente.

La conciencia del problema de lenguaje que presenta un estudiante, no solo debe darse en el niño, sino también en su familia y otras personas que les rodean, ya que de ese modo, puede darse un trabajo completo, donde se integre el actuar del docente, pero también de otros adultos y niños mayores que le rodean.

Los materiales para ejercitar los movimientos orofaciales, son láminas que presentan dibujos o fotos para reforzar cada posición de la boca para poder producir los diferentes fonemas.   Se recomienda mostrarlas a los niños y empezar a pedirles por medio de la imitación, que hagan los diferentes movimientos, posteriormente, como otra actividad en diferente momento, se le motiva para que produzca los sonidos que corresponden.

A continuación, puede observar algunos materiales que se pueden utilizar en el trabajo con niños que presentan problemas de lenguaje, son láminas con ilustraciones de movimientos del rostro que permiten a los niños mejorar sus movimientos y mejorar a su vez la pronunciación; además aparecen láminas de ilustraciones, son dibujos de objetos cuyos nombres inician o finalizan con los mismos sonidos para que los niños las asocien.

Próximamente estaré agregando nuevos materiales más específicos para algunos fonemas que me han sido solicitados.

Si considera importante solicitar algún tema en especial, la invitación es permanente a que escriba por medio de un comentario, el tema de su interés.  ¡Gracias por la visita!  BENDICIONES

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 28 other followers

%d bloggers like this: